Nuestro más sentido pésame a la familia de Juan Luis Buñuel

Muere en París el cineasta Juan Luis Buñuel

Era el hijo mayor del realizador calandino, escultor y pintor, y rodó dos documentales sobre Calanda, en 1966 y 2007

Antón Castro- Zaragoza

Ha muerto en París, donde nació en 1934, el artista y cineasta Juan Luis Buñuel, hijo mayor de Luis Buñuel, ayudante de dirección suyo durante una década y de otros cineastas, entre ellos Orson Welles y Louis Malle. Juan Luis vivió en París, en Estados Unidos, en México, y pronto sintió la llamada del arte.
Antes que el cine y la escultura, se inclinó por la fotografía. A los 12 años le regalaron una cámara fotográfica, y durante su vida ha ido haciendo fotos y guardándolas como quien preserva un tesoro excepcional, que expuso en el Centro Buñuel de Calanda bajo el título ‘Amigos, rodajes, encuentros y algún disparate’.
Luego, tras el exilio de su padre como consecuencia de la Guerra Civil, cuando todo eran adversidades, conoció al gran escultor Alexander Calder. “Nos ofreció su casa y vivimos un tiempo con él y con su familia. Y lo recuerdo vagamente; luego coincidimos en mis trabajos con la escultura y me echó una mano”. Juan Luis, bajo el amparo de su padre, dio el salto hacia la dirección, tanto de películas de ficción como de documentales. Solía recordar con inmenso cariño su colaboración en ‘Don Quijote’ con Orson Welles y decía, con su voz grave, estentórea, que había rodado en México, Buenos Aires, la Patagonia, Venezuela, Francia, Inglaterra y, por supuesto, en España.
Viaje al centro del mito
“Vine a Calanda, con mis primos y una tía, en 1959 y vi el pueblo por primera vez. Era un pueblo medieval, tal como lo había descrito mi padre en sus memorias, ‘Mi último suspiro’”. Aquí hizo su primera película, ‘Calanda’ (1966), que rodó en poco más de 24 horas, afirmaba con evidente exageración, con dos cámaras; era su mirada sobre la Semana Santa. Con ese documental ganó el premio César de 1967, aunque reconocía que no tuvo ningún recorrido comercial. En 2007 rodó ‘Calanda. 40 años después’ y poco después fue coprotagonista con Jean-Claude Carrière de ‘El último guión. Buñuel en la memoria’, de Gaizka Urresti y Javier Espada. Los dos conversaban animadamente por Calanda, por el paseo de la Independencia o por la Residencia de Estudiantes.
Juan Luis vino mucho a Aragón y participó en los congresos y festivales, en Calanda, Huesca, Zaragoza o Madrid, que homenajeaban a su padre o que reconocían su interesante trayectoria, que halló acomodo en el cine fantástico con ecos de terror y erotismo. Le gustaba contar que había dirigido a Catherine Deneuve, con la que parecía sentirse más a gusto que su padre, y que le había deslumbrado la hermosura de Brigitte Bardot, “más bella y fascinante al natural”. “Me gusta casi todo: pintar, dibujar, dirigir películas y hacer esculturas. Una película se hace con equipos y una escultura, solo”, dijo a modo de autorretrato casi definitivo.